Bienvenidos, estamos para servirle... Volver al inicio del Centro de Conocimiento. Welcome to The Knowledge Center" we also have a bilingual  version. Pronto tendrémos un motor de búsqueda para servirle mejor.
 
Áreas de especialización de conocimiento.
Tenemos una gran cantidad de recursos de la red para usted y más...
Visite nuestro Centro para realizar sus investigaciones.
Acceso a Gobiernos, Internacionales, Regionales, Nacionales, Locales y Virtuales.
Estamos trabajando para servirle mejor...
Acceso a gran diversidad de repositorios de información jurídica en la Internet.
Información sobre la Reingeniería Humana
Conozca nuestros servicios...
Conozca nuestro sistema de Seminarios, Cursos y Confrencias.
Tiene problemas sobre: Tecnología, Comercio Electrónico u otros similares, solicite nuestra opinión, es gratis...

Nuestra Misión Quienes somos Nuestros proyectos

“Análisis del Entorno” y las
“Relaciones Económicas Internacionales”.

Una de las grandes confrontaciones que ha tenido la historia ha sido cómo manejar las relaciones entre los países, acorde con el proceso de evolución del mundo, desde los inicios del hombre a los tiempos modernos han surgido una serie de planteamientos que han ido desde confrontarse y no comerciar entre ellos, hasta fomentar el libre comercio mundial.

En momentos de la historia en que el comercio internacional se ha estancado, esto ha producido un decrecimiento de la economía de los países y de la economía mundial. Lo contrario ha ocurrido cuando se ha fomentado el comercio internacional, con el consiguiente resultado de un importante crecimiento en la economía mundial, de las naciones que integran el “mundo en un momento dado” y de los ciudadanos o residentes  que integran esas naciones.

El comercio internacional es el intercambio de bienes y servicios entre residentes de diferentes países. Muchas veces estos individuos a pesar de que los Estados se han opuesto al comercio internacional, su animo de lucro y espíritu de riesgo los ha llevado al establecimiento de un incipiente comercio que lenta, pero seguramente, llega a consolidar un negocio importante para las economías nacionales y en el tiempo para el comercio mundial.

Este proceso en general ha originado la división internacional del trabajo, ya que algunos países son mejores o en ellos inciden condiciones que los hace ser mejores productores que otros, con lo que sin esta fuerza trasnacional del comercio internacional (de toma de riesgo y ánimo de lucro) algunos países no podrían subsistir.

Si bien la practica del comercio internacional se daba en los tiempos del nacimiento del concepto de Estado Nación moderno, este tuvo que plantearse como una teoría la cual de una manera u otra explicara cómo los países podían enriquecerse o empobrecerse de su práctica. Fue así como surgieron los Mercantilistas, dirigidos por Quesnay Ministro de Hacienda del rey Luis XIV, quienes restringieron las importaciones basados en el proteccionismo y el fortalecimiento del Estado. En cierta forma la doctrina de la Escuela Clásica, como también eran conocidos, menospreciaban el comercio internacional fomentando el proteccionismo y las exportaciones en la Francia antes de la revolución del siglo XVII.

Progresivamente se refino este planteamiento básico con el aporte de pensadores como Adam Smith con sus ventajas absolutas, David Ricardo con sus ventajas comparativas y John Stuart Mill, quienes si bien reinterpretaron el planteamiento de los clásicos, en su esencia este sigue dominando las bases del comercio internacional.

Costa Rica desde los inicios ha sido un país que ha tratado de participar cada vez más en el comercio internacional, si bien no fue sino a mediados del presente siglo que logró consolidar parcialmente esta intención de antaño. Para los años cincuenta una parte importante de su economía se había integrada vía los monocultivos en el comercio internacional. A pesar de la frustración que trajo el fracaso del Mercado Común Centroamericano, la economía costarricense cada vez más ha venido ampliando su apertura hacia el exterior. Esta participación progresivamente se ha venido ampliando cada vez más, vía productos no tradicionales a mercados cada vez más diversos.

Ahora bien no solo se trata de exportar, los países también, y como parte del juego de las exportaciones, tiene que importar productos (materias primas y otros necesarios) necesarias para la supervivencia de la propia economía local y a la vez para la elaboración de las propias exportaciones. Estos ha conllevado a la contemplación y análisis del rubro que los maestros de la escuela clásica vislumbraron como “las Finanzas Internacionales” se que encargó de estudiar el mercado de cambio de monedas extrajeras y la balanza de pagos.

La balanza de pagos viene a ser un registro contable (anual) de las transacciones económicas entre los nacionales (nacionales, residentes de, organizaciones privados o públicas) de un país con el resto de los países del mundo. Una cuestión importante es que las balanzas de pagos tienen el mismo formato en la mayoría de los países del mundo con lo que se pueden hacer comparativos entre los países vías los distintos componentes que integran este rubro.

El comercio internacional, las exportaciones e importaciones implican un flujo de bienes y servicios, requiriendo de la conversión de moneda, dependiendo del país en que se esta ubicado; mejor aún, dependiendo de si se trata de una importación hay que obtener dólares para adquirir los bienes en el otro país y viceversa para exportar los bienes locales a otro país, alguien tiene que aportar las divisas para pagarlos.

Así es necesario analizar lo que es el mercado de cambio extranjero o el Mercado de Divisas, el cual cumple tres funciones importantes como son, transferir el poder de compra de la moneda de un país a otro país, habilitación de un espacio para la realización del comercio exterior y una facilidad para los riesgos de cobertura de cambio extranjero.

El mercado de cambio también resuelve el problema de la conversión de monedas por medio de la función de compensación. Para ello hay que determinar un régimen que establezca las reglas y los procesos que describirán y determinarán el papel de los bancos centrales en el mercado de divisas de cada país; es así como existen una variedad de regímenes cambiarios que pueden ser fijos, cuando son determinados rígidamente por los bancos centrales, flexibles cuando no interviene directamente el banco central, y ajustables  cuando las fuerzas del mercado (oferta y demanda) de las divisas extranjeras la que determina el valor de las divisas.

Volver al inicio
Volver a la página principal


Director del Centro -- Lic. Guillermo Augusto Pérez Merayo, Universidad Complutense, Madrid, P.O.Box, 4328- 1000, San José, Costa Rica, Curriculum.

 

Privacidad   |   Contáctenos

Technical questions: webmaster@centrodeconocimiento.com
© 1997-2004 Centro de Conocimiento. All rights reserved.